3 claves para reconocer cómo está tu Reputación Online

3 claves para reconocer cómo está tu Reputación Online

“El mundo ha cambiado” con esta frase nuestros padres y abuelos nos sentenciaban para decirnos que nada era igual y que todo estaba peor. ¿Recuerdan? Bueno, ahora somos nosotros quienes lo decimos y -en muchos casos- con más pesimismo que antaño.

Si es cierto, ahora te pueden aniquilar por Facebook, y tu Reputación Online puede irse al piso por una mala broma.

Los periodistas, políticos y talentos de pantalla no están inmunes, son los más expuestos y hemos escuchado casos de gente común y tan normal como cualquiera de nuestras amistades que de la noche a la mañana pasan a ser el foco de la atención en el huracán digital que se arma.
 
Lo cierto es que hoy en día nuestra reputación digital depende de nuestra claridad mental para manejar nuestro malos momentos inclusive en el aspecto online.
¿Recuerdan a #LadyTantra y a la jueza Collantes?la novela “La Letra Escarlata” quedó corta ante todos los rumores, memes y bromas que hasta hora siguen en el escenario digital.
Si por cada mala información, tu debes producir por lo menos 10 contenidos positivos para generar un buen ambiente reputacional, a estas dos ecuatorianas no les alcanzará lo que resta del año para originar un buen ambiente a su marca personal.

Y ojo, que no defiendo ni conozco las motivaciones personales para su comportamiento, pero creo firmemente en que el derecho a la intimidad y a elegir nuestro destino está por encima del morbo de la gente. 

Como lo dije en una entrevista en Diario Expreso sobre el linchamiento digital,“que alce la mano, quien no ha tenido un miembro de su familia afectado por los tragos o por una relación extramarital”.


Debemos entender que todos somos susceptibles a errar, somos seres humanos. El gran problema es divulgar y juzgar esos errores en redes sociales, ahí el asunto se agiganta cuál Hulk –el hombre verde- descontrolado. Existen apps para controlar la Reputación Online que trataremos en otro post, por ahora empezamos por lo más importante, nos autoevaluaremos.
Clave 1: Piensa antes de publicar
La reputación online es cómo nos percibe el resto, independientemente de nuestro esfuerzo o gestión de nuestra huella digital y marca personal.Entendiendo esto, quiero confiarles que no siempre las cosas salen como las planeamos tanto en la vida real y peor en la online.
Por ello, si te vas a quejar de tu pareja, tus hijos, tus padres o tus jefes, así sea en Historias de Instagram, Facebook o el status de WhatsApp “Piensa antes de publicar” como dice Christian Espinosa, colega de comunicación multimedia, que promueve esta frase con la que concuerdo al máximo.

 He tenido casos de alumnos que se quejan de sus tutores o profesores; profesores que se quejan de sus estudiantes;compañeros de clases que se quejan entre sí; y en el sector laboral,también este episodio se repite.

Lo malo no es la queja. El error que cometes a quejarte de otro es, dejar ver tus debilidades y muy pocos confiarán en tu criterio para contarte algo.


Si eres capaz de quejarte de tus hijos o de quien amas en redes sociales imagínate lo que harás con el resto de la humanidad. Por ello, mejor respira o saca de tus contactos a quien no te interesa contar tus intimidades, aunque nunca eso es garantía. Tu mejor amiga puede ser contacto de tu jefe en Facebook o Instagram y por ahí se viene el tsunami de los rumores. 
Clave 2.-Orden en tu mente, orden en tu timeline.
Si, Facebook cambió el algoritmo y nada se ve cronológicamente ni recibes todas las actualizaciones de tus contactos, pero… eso no significa que tus desahogos no se leen. A veces, se observan más que las noticias alegres.
Por ello, habla con tu mejor amiga así sea por WhatsApp pero no dediques canciones, publiques frases de revancha o de autocompasión si luego no te gusta que te pregunten o juzguen. Somos humanos, criticar y comparar información está en nuestro ADN. Es cierto que eso le quita la diversión al FB pero protege tu reputación y la percepción sobre tu estado mental.
Clave 3.- Revisa tus fotos de perfil o portada.
Sea la red que fuere, cada una tiene un propósito y a no ser que seas accionista en una empresa de cerveza, no te aconsejo publicar la foto que resume tu esencia con cerveza en mano. En nuestra sociedad no estamos tan avanzados, y si tu perfil es de un profesional o persona que requiere confianza te aseguro que la cerveza es para después de la jornada laboral, pero tu perfil no tiene horario así que envías una imagen equivocada.
Clave 4.- Abstinencia Online
Cuando tienes una imagen consistente entre lo que eres y lo que haces, los rumores no son tan graves, a menos que hayan fotos o filmaciones verdaderos o falsos de por medio, ahí si emprendería mi propio plan de crisis y de fortalecimiento reputacional.Pero, vámonos por lo simple yno nos calentemos la cabeza. Las redes sociales son un sitio para divertirse, informarse, hacer contactos y aprender, si lo que estás viviendo no se ajusta a esa sensación, dale vuelta a la página y desconéctate una semana. Es una desintoxicación necesaria.
Personal Brand


¿Cómo lo hago?
Manejo perfiles en varias redes sociales, unos con mayor privacidad que otros. Cuento cosas de mi vida privada que quiero compartir y cuando estoy demasiado feliz o triste realmente, no hay tiempo para comentarlo.

Trato de no tomarme personal los comentarios de terceros en mi muro ni en los de ellos. (en la vida real también, lo hago) así que no es muy difícil. Siempre pienso, que haría si fuera el último día de mi vida, les aseguro que aclarar malos entendidos no está entre mis prioridades, y no debería estar en la de ustedes.

Si últimamente, te preguntan: ¿por qué publicaste esa foto? ¿esa frase la dedicaste, verdad? Esa es una señal para saber que no son tan claras tus intenciones.

Recuerda que si tienes contactos en tus redes sociales, ellos esperan saber de ti. Y si saben de ti, creen en lo que ellos perciben sobre lo que tú publicas. Por ejemplo, en este año he estado alejada de algunas actividades sociales y laborales por ciertos temas de salud. Sin embargo, escribir los posts de mi blog me han permitido tener activas las neuronas y seguir en contacto con la gente. Aún así aplicando mis conocimientos de Marca Personal han pasado 3 cosas que no preveía:
1.- Han surgido más invitaciones a salir a compromisos y actividades a pesar de que estaba imposibilitada de hacerlo. Veían las fotos en mi blog y cuentas de redes y pensaban que en ese momento estaba en el parque o en actividad, parece que fui demasiado positiva al comunicar mi estatus real.
2.-Conozco o veo a gente que me dice que lee el blog y le gusta. En el fondo soy tímida, así que mi respuesta siempre es: ¿en serio? Quizás porque escribo más por mí y por la necesidad de redactar como ejercicio mental que por otra motivación adicional. Me hablan con cercanía a la que no estoy acostumbrada, luego recuerdo que es por el tema de las redes y aprendo a ser más abierta.
3.-Me han escrito seguidores que me han inspirado mucho más de lo que ellos piensan que yo lo he hecho. Hace poco, Emily, hija de Mariela Espinoza, una colega que no veía desde hace más de 15 años, me dejó un saludo que me conmovió y que enorgulleció a mis hijos, en un día que tenía pocas horas de dormir y menos ganas de escribir. ¡Si hay inspiración en las redes!
Finalmente, si te preocupa lo que dicen de ti en persona súmale lo que pasa en redes. La Reputación Online y la Marca Personalno son solo temas asignados a famosos. Tu principal activo es tu nombre y con ello, la huella digital que vas marcando en el mundo online. Sé más consciente de eso, enséñale a tus hijos y pareja con el ejemplo y construiremos un mundo mejor con menos Ladies Tantra y tendencias online como noticias de primera plana.

 

SIGUEME EN MIS REDES

2 comentarios

  1. ToñoTirira dice:

    Excelente. Lo voy aplicar.

  2. Sonia Yanez dice:

    Muchas Gracias, 😉

Los comentarios están cerrados.

Abrir chat