Lo que callamos los Relacionistas Públicos

Lo que callamos los Relacionistas Públicos

Las Relaciones Públicas son una de las profesiones más visibles e invisibles que existen en el mercado. Diría, que muy similar a la labor de los periodistas. Si, aquellos profesionales de la información que son quienes escriben y reportan sobre lo que es noticia y actualidad para todos. Uds. ¿Saben cómo se llama el periodista que escribió la nota de portada del diario que hoy leyeron? O quizás -aunque escuchan su nombre luego del reportaje radial- no ubican su rostro.  El tema cambia, cuando sales en televisión ahí unos se visibilizan más que otros pero eso no implica que todos ellos son responsables de mantenernos al día. Ya pasó la época en que muchos eran juzgados por los políticos de turno solo por cumplir con su labor.
Lo mismo ocurre con los Relacionistas Públicos, pero a diferencia de los periodistas, el odio o el amor hacia nosotros es bastante voluble. Hay días que nuestros clientes nos aman y al día siguiente nos odian (por no hacer lo que ellos quieren, sino lo que se necesita), lo mismo pasa con los medios (por falta de tino al consultar sobre alguna nota) y a mitad del camino estamos nosotros los PR o Relacionista Públicos con una profesión que ha cambiado drásticamente sus herramientas y ecosistema para estar donde todos están: lo digital, el social media y la conectividad.
A continuación les detallo 12 realidades que he aprendido a lo largo de aproximadamente 20 años de experiencia como consultora de Relaciones Públicas:
1.       Hacer Relaciones Públicas no es lo mismo que creerse Relacionista Público. Hoy que gracias a un celular inteligente por whatsapp puedes convocar medios o acceder a periodistas e influencers a través de sus redes sociales, no significa que  ejecutas las Relaciones Públicas como una profesión, aplicando estrategias y pensando en la conexión con la gente.  Tus likes, seguidores y fiestas que asistes no son sinónimo de credibilidad.
2.       Ser extrovertido no te hace Relacionista Público. Muchas veces me he topado con contactos que me recomiendan a personas porque se llevan bien con todo el mundo o porque son extrovertidos y están haciendo videos como youtuber. Se requiere de una mezcla casi perfecta entre ser extrovertido y confiable para dedicarse a esta profesión, eso solo el tiempo te permite ejercitarlo.
3.       Tiene labia, es un excelente Relacionsita Público. La facilidad de palabra no se le da a todos y si a eso le sumas la prudencia y tino para manejar crisis o situaciones difíciles, verás que los más hablantine,s no necesariamente, son los mejores aliados en una crisis si no han tenido una experiencia consolidada.
4.       Debes tener una vida social bastante movida. Estar en todos los eventos y en cada estreno o fiesta con influencers no te hace Relacionista Público. Te hace sociable, y con una extensa cartera de contactos a ese nivel, si te quieres dedicar a asesorar ese tipo de negocio, es una actividad volátil pero negocio al fin.
5.       La perseverancia es sinónimo de un relacionista público. Si tienes alguien que está empezando y hacer una base de datos de medios es lo que más le cuesta. Imagina el resto de camino por recorrer. Quien hace comunicación estratégica debe saber superar la barrera del no y del llame después.
6.       Se necesita ser buena persona para hacer relaciones públicas. Ojo, hablamos de las relaciones públicas enfocadas en la comunicación estratégica, es decir, las grandes ligas. Para eso necesitas ser una buena persona, aquellas que no gritan a sus asistentes ni maltratan a los subalternos de otros, menos aún a los periodistas.
7.       Los periodistas son nuestros aliados no nuestros enemigos. Contrario a lo que muchos clientes, políticos o empresarios te digan. los periodistas son tus aliados. No cometas el error de enemistarte con uno de ellos por un cliente solo por satisfacer el ego de alguien más. 
 

Periodistas y Relacionistas Públicos cumplimos cada uno con nuestros papeles en esta danza que crea la agenda noticiosa.

8.       Las relaciones públicas son digitales. Hacer Relaciones Públicas significa estar conectado con lo que pasa en el mundo digital de tu cliente, dar recomendaciones para posicionarlo y mejorar su reputación. Estamos entrenados para entender a la gente, el contenido que requieren y cómo incide en su imagen.
9.       Las Relaciones Públicas se miden y; si no se miden, no existe. ¿Cómo saber cuál es la meta? No importa si es por métricas cuantitativas o cualitativas: número de compartidos, likes, enganche en transmisiones en vivo, número de noticias o asistencia a un evento. Si haces RRPP debes medirlas y enseñar a tu cliente a valorar esa medición.
10.   Las Relaciones Públicas y el Marketing no son lo mismo.Se complementan y se dan valor. Cuando existe una crisis de reputación el responsable es el director de comunicación y de relaciones públicas, no el área de marketing. Así como cuando hay que crear nuevas estrategias de negocio o desarrollo de productos la cabeza es Marketing y no RRPP.  Acá en Ecuador hay muchos confundidos al respecto y dentro de esa confusión, se pierden muchas ventajas competitivas.
11.   Los influencers no son relacionistas públicos.Ellos apoyan una estrategia de visibilidad, reputación y hasta ventas para tu marca pero no son los indicados para consolidar tu estrategia de comunicación.
12.   Los relacionistas públicos son necesarios en tu estrategia de negocio o proyecto personal. Aunque tengas una hermana o prima muy comunicativa y extrovertida o hayas nacido con todos los contactos del mundo, ya sabes que la prudencia, perseverancia, el trabajo bajo presión, la comprensión de lo digital y el ser buena persona es una mezcla que no a todos nos interesa poseer.

 

 

6 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  2. ¡Me encantó este post!

  3. Marivi Fierro dice:

    Excelente Sonia!

  4. Sonia Yanez dice:

    Muchas gracias, mealeegra que te haya gustado

  5. Sonia Yanez dice:

    Gracias Paulina, un gusto leerte

  6. Alejandro Jacome dice:

    Que buen post. Felicidades Sonia .

Los comentarios están cerrados.

Abrir chat