Padres, Hijos y Redes Sociales

Padres, Hijos y Redes Sociales

Confieso que mis hijos eran “los raros del curso” más aún cuando no les compré ninguna consola de videojuegos en su infancia. Aun recuerdo cuando compañeros de Fabio, visitaron nuestra casa y le dijeron ¡enséñanos tus juegos! Mi hijo sacó sus crayones, legos y pinturas. Y ellos pedían cds o juegos electrónicos. Ahí me di cuenta, que el mundo era diferente. Mi mundo era diferente.
Como siempre me ha gustado llevar la contraria, no importaba los argumentos de mis hijos que decían: “¿pero si tú trabajas con redes sociales. Por qué no podemos estar con la tecnología?”. Hacía hincapié sobre la edad que debían cumplir mínimo para tener acceso (confieso que no creo que sea la edad suficiente, las que les puse 11 años, pero por lo menos no tenían 3 años y una Tablet en la mano)
Ahora con un  par de adolescentes en casa en pleno auge de social media, toca sobrevivir y sortear las olas del desenfreno digital que nuestros padres y abuelos no padecieron con nosotros.
Recordemos que los posteos en redes sociales también pueden establecer expectativas poco realistas y crear sentimientos de baja autoestima en adultos, (como el bullying por el status amoroso como lo mencioné en mi 2do post)  imagínate con tus hijos donde niños y adolescentes son más crueles. Es decir, sumado al torrente hormonal de la adolescencia todo se sensibiliza de forma intensa.
Del chismógrafo al Facebook
Si tienes más de 35, seguro el chismógrafo está entre tus recuerdos adolescentes. Ese fue el antepasado de los chismes y opiniones que ahora se generan en el Facebook. Por ello, capacitar o fortalecer el criterio de nuestros hijos para saber qué publicar, compartir u opinar es lo más importante.
En Argentina, según un estudio se concluyó que 2 de cada 10 adolescentes accede con un smartphone a contenido no deseado. Dentro de este grupo, casi un 40% fue descubierto ingresando a sitios no aptos para su edad. Inclusive se habla que casi un 40% de los chicos que usan internet sin control ingresan a sitios no aptos para su edad.
Aquí, la noticia es, ¿prohibirle el acceso es la solución? Recuerda que puedes prohibirles en casa, pero sus compañeros de clases, amigos o vecinos que no tengan restricciones les darán vía libre.
Aunque no quieras deberás hablar con ellos y explicarles lo que ocurre en el mundo digital con más claridad que a un adulto. Recuerda si les has dado a tus hijos el poder de acceder a un océano de información, ármalos con herramientas para defenderse. No siempre estarás a su lado para aclarar sus dudas.
Nuestros Z-adolescentes
Ellos nacieron, vivieron y crecieron mano a mano del 2005 en adelante con una crisis económica y el ingreso a un renacer de la política y redes sociales. La llamada Generación Z, que comprende a los nacidos entre 1995 y 2015 y vienen a ser sucesores de los Millennials, que no son lo más moderno en tendencia. Explicando un poco el aspecto generacional, primero debemos entender que estamos en un mundo online,  como el primer mandamiento para padres.  Seamos Millennials, Xennials (casi nacimos con los Millennials pero sentimos empatía con ciertas características de la Generación X) y aquellos que están en la Generación X,  a todos nos ha tocado fuerte la adaptación. Tenemos hijos conectados con todo y con todos, independientemente si les has dado autorización para hacerlo. La confianza, el criterio y las reglas claras son importantes.
Un estudio realizado por la Royal Society for Public Health (RSPH) y el Movimiento Juvenil para la Salud de Reino Unido ahondó en los efectos positivos y negativos en la salud mental de los jóvenes y para eso realizó una encuesta a 1.500 jóvenes de entre 14 y 24 años sobre catorce temas y cómo las redes sociales (Facebook, Twitter, Snapchat, Youtube e Instagram) afectaban su vida. 
Apps para padres
Hasta el momento, las únicas herramientas disponibles eran aplicaciones espía que incluían un sistema de filtrado de contenido. Estas aplicaciones han ayudado a muchos padres a conocer situaciones que perjudican a sus hijos, pero no ayudan de forma eficaz a resolverlo. Recientemente, salió Parental Click, en España, está diseñada para que toda la información que obtengan los padres pueda constituir una prueba procesalmente legítima de los hechos ocurridos. Acá en Ecuador, estamos aun distantes de usarlos pero es bueno saber de su existencia.
Kaspersky SafeKids – Kids Mode:  Bajo el nombre de SafeKids, tenemos una app que cumple una doble función: por un lado, te permite restringir el acceso a ciertas páginas web o aplicaciones, de tal manera que si se acceden a ellas, te llegue un aviso al teléfono y por el otro, podrás conocer la ubicación de tu hijo. 

Un consejo final, los hijos requieren iguales dosis de firmeza que de amor. Como padres necesitamos conocer sus límites y las vulnerabilidades que las tecnologías les representan. Primero a conectarnos en persona con nuestros adolescentes antes de que ellos se conecten digitalmente con el resto.

SIGUEME EN MIS REDES

INSTAGRAM      TWITTER      FACEBOOK      LINKEDIN    

7 comentarios

  1. Libi Arizaga dice:

    Excelente post . Gracias por la información.

  2. Muy interesante los tips que deben tener los padres con sus hijos debido a las consecuencias que existen ante el manejo de las redes sociales para un niño.

  3. Jeannette Gurumendi dice:

    Sonia, me gusto mucho su blog, he leido los anteriores, pero este me ha ayudado. Gracias y sigue adelante.

  4. Excelente post, hoy en día, los niños, adolescentes e hijos han avanzado con la tecnología, ya no piden un juguete o un carrito como antes, sino una Tablet o un celular, porque no quieren quedarse atrás de los avances tecnológicos.

  5. Vivi Ponce dice:

    Súper importante lo de vigilar el contenido que colocan, teniendo en cuento que lo hacen sin pensar en que haya consecuencias. Para eso si es de mucha ayuda que los papás tengan bastante claro el uso de las redes, aunque no las usen, deben estar pendientes de todo lo que sus hijos ven y hacen por ese medio.

Los comentarios están cerrados.

Abrir chat