Reporteros de nuestras vidas

Reporteros de nuestras vidas

¿Cómo ha cambiado nuestra relación con las noticias y los medios?
Recuerdo que la monjita del colegio decía: ¡sólo si Alfonso Espinosa de los Monteros, anuncia que se suspenden las clases no vienen al colegio! No era broma. Ni el presidente, o ministro de educación tenían la credibilidad que un periodista de la talla de Don Alfonso allá por los 90´s. Todas esperábamos con ansías el momento que decía: “se suspende clases por nuevo paro de profesores y cierre de calles..”, como la palabra santa y certera que necesitábamos.
Hoy todo ha cambiado. El 16 de septiembre del 2016, día del terremoto que desoló parte de la provincia de Manabí aquí en Ecuador,  vimos como el twitter y el WhatsApp se convirtieron en la fuente que teníamos a la mano. Los medios tradicionales nos quedaron debiendo y la ciudadanía se empoderó de sus celulares y empezó a informar las necesidades. Surgieron personalidades como Karla Morales, que movilizaron ciudades completas, mientras los medios tibiamente reaccionaban. Era una época, en que aun se desconfiaba del poder de las redes y las transmisiones en vivo en medios no eran tan comunes pues tenían el velo de la informalidad. A pesar de esto, los ecuatorianos a las 6h00 teníamos en nuestros celulares las noticias actualizadas, sin abrir el periódico o encender la televisión.

A los dueños de los medios les ha tocado aprender que hoy en día las audiencias no sólo se informan a través de múltiples plataformas sino que participan en el proceso de la comunicación, lo cual ha dado lugar a nuevos vínculos con sus públicos. 

Por eso, hoy quiero hablar sobre la confianza en la era de las noticias falsas, el cambio de los modelos de negocio y el papel de las plataformas, esa tecnología ayuda a conocer los gustos y los requerimientos de los usuarios.

De la reputación digital y los fake news

Hoy en día, una noticia falsa (fake news) es lo más fácil de leer y cada vez más complicado de detectar por todas las fuentes existentes. Nuestros abuelos la tenían fácil, lo que salía en el periódico era ley. Ahora con tantas cosas locas y creativas que hacen los famosos, políticos y cualquiera , uno ya no sabe a qué se enfrenta.

Para el especialista Pascal Froissart, de la Universidad de París, una “fake news” no es simplemente una mala información sino “una falsa noticia difundida con conocimiento de causa en el campo mediático”.

Donald Trump, emplea el término, escrito en mayúsculas, en muchos de sus tweets, unas 40 veces en 20 semanas, claro a veces es también estrategia para confundir y decir a la gente que no todo lo que se dice de él es cierto. En unas acierta y en otras no. Sin mencionar, que para muchos los fake news fueron parte importante de las elecciones de USA y Francia.

¿Cómo detectamos las Fake News?

Lee, compara e investiga. 
No reenvíes algo por WhatsApp  o tu red social que no hayas confirmado. 
Te tocará luego, pasar el mal rato de desmentir y decir que era notica falsa o aceptar cuando alguien te corrija. 
Aquí también te dejo“Snopes”, que es un sitio web para hacer fact checking que permite hasta leer un top de las noticias falsas del momento : (Clic aquí) 

 

3 Pasos para no dejarte atrapar por las Fake News
1.- Lee lo que reenvías. No dejes engañarte por la foto o el título llamativo.
2.-Abre el link y observa la fuente.
3.- Googlea, y compara si hay sitios formales de noticias, agencias u otros medios que lo mencionan.
A un clickbait de perder la paciencia
Esta nueva palabra se refiere a los títulos sensacionalistas en redes sociales de muchos sitios de noticias, desde los más serios hasta los más informales o amarillistas que buscan cumplir con clics en sus páginas sin importarles su reputación online.En Ecuador padecemos mucho de eso, los medios más tradicionales tienen una reputación en la televisión y otra en la red social, basta leer los comentarios de los fans quejándose por  sus contenidos. Por ejemplo: ‘¡Ni te imaginas lo que ocurrió cuando…!’ esta frase corrompe el ejercicio de contar noticias. El fin es atraer mayor cantidad de clics. Eso es un clickbait.
El informe Anual que difunde el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo, conocido como “News Report”, habla sobre el consumo de noticias digitales basados ​​en una encuesta de YouGov de más de 70.000 consumidores de noticias en línea en 36 países, incluyendo Estados Unidos y Reino Unido.
Los resultados globales del informe reseñan que “Sólo una cuarta parte (24%) de los encuestados cree que las Redes Sociales hacen un buen trabajo al separar los hechos fácticos o verídicos de la ficción o hechos falsos”.

La baja confianza en la credibilidad de los medios también habla de la crisis que atraviesa el periodismo. Los austriacos y los suizos son los más apegados a los periódicos impresos, mientras que los latinoamericanos reciben más noticias a través de las redes sociales y las aplicaciones de chat que en otras partes del mundo, viendo esto, a nuestros medios y periodistas les toca comprender más el mundo online y aplicar los mismos valores profesionales para que los clics no importen más que la verdad.

 

SIGUEME EN MIS REDES

INSTAGRAM      TWITTER      FACEBOOK      LINKEDIN    
Abrir chat