3 errores al armar una estrategia de comunicación

3 errores al armar una estrategia de comunicación

3 errores comunes

¿Les ha sucedido que al emprender un negocio establecen una estrategia de comunicación digital que no les permite llegar a sus objetivos?

Suele ser común cuando no se inicia con una base específica de qué es lo que ofrezco, y a quién se lo ofrezco. Muchas veces pasa que, incluso, ni los objetivos están bien planteados.

Por eso, en esta ocasión les traigo los tres errores más comunes que se cometen cuando arman una estrategia de comunicación, basado en la experiencia de Diana Lapo, ‘marquetera’ digital y estratega de comunicación, con quien conversé sobre Cómo medir el éxito de una estrategia de comunicación y marketing digital en la edición pasada de mi war room, al finalizar el post les dejo el video en youtube.

1. Pensar que el producto que vendes es solamente eso: un producto.

No se tiene en cuenta que compites en una red social. Aquí se trata de socializar y buscar un involucramiento con la sociedad.

“Es como que solo ponen la foto del producto y aquí está, este es mi post, quiero que entiendas mi información y ya está. No se piensa en la plataforma como un medio de interacción”, dice Diana.

Es decir, explica, no se le da un valor adicional al post o algún tipo de servicio al usuario.

“Qué pasa ahora, la gente da tips, recomendaciones, Live gratuitos, las marcas dan un poco de su tiempo al usuario, con buena información, para que este se enganche contigo y después te compre”, agrega Lapo.

Esto forma parte, además, de lo que se conoce como content marketing, el contenido que busca generar conversaciones y fidelizar brindando información útil al usuario.

Recuerda, para crecer en el mundo digital, más que ofrecer un buen producto o servicio de pago, como dice Vilma Nuñez, experta en marketing digital, “es importante crear recursos y contenido que pueda consumirse de forma gratuita que, a la hora de la verdad, te ayudará a mostrarte como un referente en el área y, sin duda, aportará a quienes te sigan”.

Entre los múltiples beneficios que se consiguen con este importante paso están:

·   Posicionamiento en las plataformas.

·   Crecimiento y expansión de tu empresa.

·   Recomendación de tu marca.

·   Incremento de ventas de tus productos o servicios.

2. No tener un llamado a la acción.

“Hay personas que solo suben el post y solo te dicen: 35 dólares, 40 dólares, cien dólares y no te dicen qué quieres que hagas: llámame, contáctame, búscame… No hay un llamado a la acción directa”, explica Lapo.

El llamado a la acción tiene que ser claro, sencillo y directo para que exista una amplia probabilidad de que el usuario termine realizando lo que el anunciante quiere.

Las llamadas a la acción que mayor éxito tienen son las que generan ganas, intriga o curiosidad de saber más.

Sucede también que no se tiene al Community manager adecuado que sepa responder las consultas que hace el usuario, tu seguidor o potencial cliente. De ahí que el llamado a la acción termine en eso y no exista la interacción.

La interacción en las redes sociales es básica en cualquier estrategia de comunicación. De acuerdo con Nick Martin, especialista en social engagement de Hootsuite, “tus seguidores no quieren hablar con una organización sin cara, ellos quieren hablar con gente real en las redes sociales. Las interacciones uno a uno les hacen saber que hay una persona real detrás de la cuenta y eso hace una gran diferencia en que tanta confianza le van a depositar a tu marca.”

Es decir, las personas están en primer lugar.  Las redes sociales existen para que dos individuos se comuniquen; la tecnología llega para hacer más fácil la vida de las personas.

Algunas de las maneras de generar interacción es establecer una consulta con opciones para elegir o simplemente con preguntas abiertas sobre algún contenido de valor que le ofrezcas. Haz que tus seguidores se enganchen con tu marca, como dice Diana.

3. No diferenciar el contenido a pautar con el contenido orgánico.

Un post efectivo es 80 % foto, 20 % texto; mientras más texto tengamos, la pauta va a tener menos penetración y efectividad.

“A veces ponemos mucho texto en el post o mucho texto en el copy y eso no hace llamativo, no favorece. A menos que exista una campaña o un concepto creativo detrás, no favorece el colocar párrafos extensos a un producto que vas a pautar; sirve si lo utilizas como contenido orgánico”, enfatiza Diana.  

Si tomamos como referencia Facebook, la red social más grande del mundo (2.500 millones de usuario mensuales), podemos que su algoritmo prefiere el contenido visual ya que el 90 % de la información se transmite al cerebro de manera visual.

En resumen:

Apps para crear contenido para tus redes sociales

Canva

Permite crear infografías, gráficos o imágenes con texto a través de plantillas preestablecidas y específicas para redes sociales con sus tamaños y dimensiones.

Boomerang

Crea videos a través de personas que estén en movimiento o de ti mismo con tu cámara frontal. Boomerang es una app que crea una ráfaga de 10 imágenes en movimiento y las convierte en video.

Hootsuite

Aunque no es una app para crear contenido, sirve conocerla pues te ayuda a programar tus publicaciones en diferentes redes sociales desde una misma plataforma. Además, te ofrece estadísticas, resúmenes de tu interacción.

 

Abrir chat